Según la OMS, la Parada cardíaca súbita es la causa de 400.000 muertes al año solamente en Europa. El 95% de las víctimas de parada cardíaca súbita mueren antes de llegar al hospital y la mayoría es por falta de asistencia inmediata.

En el 80% de los casos la parada cardíaca súbita surge por un ritmo cardíaco caótico y rápido (fibrilación ventricular). Este ritmo rápido sólo se puede detener mediante electrochoque interno o externo (desfibrilación).
El DESA (desfibrilador semiautomático) es un dispositivo electrónico portátil que diagnostica automáticamente en un paciente las arritmias  cardíacas con peligro potencial de muerte producidas por la Fibrilación ventricular y la Taquicardia ventricular. Permite tratar al paciente mediante la desfibrilación, que consiste en aplicar una terapia eléctrica que detiene la arritmia, permitiendo al corazón restablecer un ritmo eficaz.

Solicita información

Puedes ponerte en contacto con nosotros a través del siguiente formulario y te contestaremos lo antes posible.

He leído y acepto los Términos y condiciones * [recaptcha]